Opinión / Reflexiones › Turismo si, malestar urbano no

Los peligros del turismo sin planificación

Por: Isabel Muñiz M.

El territorio conocido como Cholula que encuentra en el estado mexicano de Puebla es un espacio con enorme potencial turístico. Se trata de un extenso valle que desde tiempos prehispánicos alberga la habitación continua más antigua de Latinoamérica.

Hoy en día este valle se divide en diversas ciudades y poblados. La región cuenta con un importante patrimonio cultural prehispá­nico, colonial y moderno conformado por pirámides, construcciones coloniales, restos prehispánicos y una intensa vida cultural-tradicional. Es la vida cotidiana ligada a las actividades tradicionales lo que convierten a Cholula en un sitió único al que el antropólogo Guillermo Bonfil Batalla describiera como una situación extrema, debido a que las actividades religiosas tradicionales absorben con tal intensidad el tiempo, esfuerzos y recursos de la población.

De hecho se puede considerar que en Cholula la vida cotidiana está totalmente supeditada a la vida tradicional. Las tradiciones son el aspecto focal de la vida de la población originaria. Es importante señalar que en Cholula y debido a la habitación continua de más de 3 mil años, los pobladores son descendientes directos de aquellos que levitaron las pirámides y construyeron los templos. En la actualidad los pobladores de Cholula ostentan orgullosos apellidos en náhuatl y hacen mención de su origen como pobladores ancestrales de la localidad.

Aunque la región se divide en más de cuarenta poblaciones, y debido a su importante participación como núcleos regionales, hablaré de los casos de San Pedro y San Andrés Cholula. Es importante señalar que una de las actividades empresariales más importantes para atraer divisas es el turismo, de tal forma que invertir en él es una opción segura de excito económico. Más sin embargo todo plan turístico debe obedecer a un procesos sistemático de planeación estratégica. De tal forma que, antes de proponer un proyecto turístico se debe analizar su viabilidad en la región y el posible impacto que pudiera generar.

A la actividad que permite medir los impactos de cualquier cambio o transformación en una región se le llama  diagnóstico regional, y es una actividad técnico científica que implica el análisis de la región desde diversos puntos de vista. Es decir requiere del análisis de un equipo multidisciplinario. Luego del análisis regional que incluye estudiar los aspectos históricos, culturales, sociales, ambientales, patrimoniales, demográficos, políticos y económicos de una región, se procede a emitir un diagnóstico respecto a la viabilidad del proyecto turístico. Si se considera que el proyecto es viable se realizará una planeación estratégica para su implementación que implique la medición de alternativas y posibles problemáticas. Una vez que se cuenta con el plan estratégico se procede a la implementación y después a la valoración y análisis de los resultados.

Toda esta metodología obedece a la necesidad de controlar las diversas problemáticas que se pueden presentar en un plan turístico. Lamentablemente en forma muy continua se observa que las localidades con potencial turístico no realizan una evaluación adecuada de las consecuencias del turismo.

La derrama económica puede no justificar la depredación, la destrucción y la afectación que un turismo no planeado puede generar. Considerando el tamaño y la capacidad receptora de las Cholulas se debe considerar hasta qué punto el turismo ha generado ya un proceso conocido como malestar urbano el cual consiste en la incomodidad que perciben los turistas de acuerdo a la posibilidad que tiene un lugar turístico de atender sus necesidades, y al malestar que perciben las personas que habitan la región respecto a la presencia de los turistas.

El abarrotamiento del espacio es solo un ejemplo de este malestar urbano, la destrucción, contaminación, la incapacidad de recibir servicios públicos, la dificultad en la movilidad por las vías transitables, el aumento del crimen, el desgaste de los lugares en general son formas de malestar urbano. Por ello, en las Cholulas un foco de atención ante los proyectos turísticos debe ser evitar que se genere el malestar urbano y sus consecuencias. Lo anterior implica que las autoridades deban considerar que las ciudades tienen un límite en la recepción del número de turistas que pueden albergar sin dañar a la población local y a la ciudad misma.

En ese sentido, considero que Cholula es un espacio rico como foco de atracción turística pero es también un espacio que debe ser conservado y protegido por su riqueza de patrimonio cultural edificado y viviente. En el centro del debate sobre el turismo se debe considerar cual es la capacidad receptora real de la región y considerar que no se debe explotar este potencial si antes no se han considerado los peligros respecto al turismo. Solo de esa forma se puede asegurar que la calidad de vida de la población, la conservación del patrimonio y las tradiciones no correrán riesgos.

Es responsabilidad de las autoridades realizar una medición del potencial receptor y proteger la riqueza patrimonial de la región, pues las ciudades no son museos, son ante todos espacios habitados en donde se debe garantizar la calidad de vida de los habitantes.

Artículos relacionados

Empresas relacionadas






el tiempo