Opinión / Reflexiones › Reseña Sobre La Cancelación del Parque de las Siete Culturas

Fotografía, Investigación y Opinión por: Isabel Muñiz Montero

El sistema económico en que se encuentra inmerso México es el capitalismo popularmente conocido como sistema neoliberal. Una de sus características es comercializar con todo, especialmente con los bienes no tangibles, es decir con los servicios. En la actualidad el turismo es una de las principales fuentes de divisas legales para México. La derrama económica que genera el turismo es una mina de oro que los empresarios quieren poseer.  Si bien el turismo tiene aspectos sumamente positivos como lo son el esparcimiento y el conocimiento, también tiene aspectos que requieren de la participación comprometida de gobierno y empresas para evitar aspectos negativos. Dichos aspectos negativos sin una buena planeación pueden afectar a las poblaciones de los lugares turísticos. El caso del conflicto de Cholula es un caso que debe tomarse como experiencia y aprendizaje para cuidar en lo futuro de no romper el equilibrio que existe entre los intereses económicos-turisticos  y la tradición de un lugar.

Desde el día 7 de octubre de 2014, los hermanos Primo y Albino Tlachi  habían permanecido detenidos en el Centro de Readaptación Social de Cholula acusados de delitos graves.  Han transcurrido casi seis meses desde que los Tlachi participaron en las acciones de protesta organizadas por diversos grupos activistas para evitar la expropiación de terrenos que se encuentran en las inmediaciones de la Pirámide de Cholula. Dichos terrenos son considerados por el INAH como parte de la zona federal protegida debido a la existencia de estructuras piramidales y construcciones prehispánicas, así como otros vestigios. Estos terrenos pertenecen  a varias familias Cholutecas quienes los han heredado de manera legal desde varias generaciones atrás y quienes les han dado un uso principalmente agrícola con la siembra de flores. El proyecto denominado “Parque de las Siete Culturas o Parque Intermunicipal” implicaba la transformación del uso del suelo agrícola a la creación de un producto turístico, es decir un parque temático. Si bien las familias de campesinos dueños de los predios que se pretendía expropiar eran los primeros afectados  por el cambio en el uso del suelo, muy pronto la población Cholulteca se dio cuenta de que la creación del parque ponía en peligro sus usos y costumbres. Arraigada fuertemente a una cultura ancestral, la población Choluteca mantiene una identidad profundamente enraizada al territorio y a las construcciones que en el existen. Así, pirámides y templos se convierten en el escenario concreto de las prácticas culturales de la población.

Conocidas como “Las Cholulas” San Pedro y San Andrés son dos ciudades declaradas recientemente “Pueblos Mágicos” por su potencial turístico. Pero si bien una característica sobresaliente de estas comunidades lo es su patrimonio edificado, es su cultura el elemento que determina las formas de vida y la cosmovisión de los habitantes de estas ciudades. El corazón religioso de la región se encuentra justamente en la cima de la gran pirámide de Cholula, se trata de un templo que alberga a la Virgen de los Remedios, patrona de la región, una imagen que representa a la Virgen María. Dicha imagen rige la vida tradicional de al menos 40 comunidades.

Así, cuando el proyecto del parque temático se dio a conocer, los afectados de San Pedro Cholula buscaron el apoyo del Lic. Adán Xicale Huitle quien logró detener la expropiación gracias a los amparos que promovió y ganó. Activistas y académicos que se organizaron en una serie de actos de resistencia contra el proyecto estatal y municipal.

En Marzo de 2014 la organización no gubernamental “Cholula en Bici” fue la primera en denunciar la afectación que un distribuidor vial construido a escasos metros de la zona arqueológica de Cholula traería en relación a aspectos tales como la estética, la visibilidad, la destrucción del patrimonio y la afectación a la vida tradicional. Así mismo, académicos de gran prestigio como la investigadora Anamaría Ashwell  y el Dr. Julio Glockner apoyaron las acciones de Cholula en Bici para promover un amparo en contra de la construcción del distribuidor.  La obra prosiguió y el 27 de octubre de 2014 fue inaugurada, luego de que importantes vestigios prehispánicos se vieran afectados de forma irreversible.

La tarde del  24 de agosto de 2014 se realizó una acción sin precedente, varios miles de personas convocados por el llamado “Circulo de Defensa de Cholula” se dieron cita en la pirámide vestidos de blanco y llevando veladoras. Se trataba de la primera protesta pacífica para detener la expropiación de los terrenos de la zona arqueológica. Ahí estaban no solo los Cholutecas, había académicos, activistas, nuevos y viejos vecinos de las Cholulas y gente de la ciudad de Puebla, todos preocupados por el destino de una de las zonas arqueológicas más importantes de México y América. En forma impresionante y tomados de las manos,  los participantes rodearon la gigantesca pirámide y bajo una fuerte lluvia proclamaron su deseo de proteger el patrimonio Choluteca.

El martes 26 de agosto de 2014 por facebook  se lanzó la petición por parte de la recién nacida organización “Circulo de Defensa del Territorio de Cholula”, de auxilio. Desde las siete de la mañana los vecinos de San Andrés Cholula se encontraron con letreros de expropiación, varias patrullas, granaderos y la orden de expropiación por parte del Ayuntamiento de San Andrés Cholula. Cerca de las 9 am me encontraba, junto con el equipo de Más Noticias en el lugar documentando los hechos. Observamos y documentamos la resistencia de vecinos de San Pedro y San Andrés Cholula que se dieron a la tarea de detener la expropiación arrancando una malla que por orden del ayuntamiento se pretendía colocar en los terrenos expropiados. Mientras los vecinos impedían la expropiación, el Lic. Adán Xicale daba información a los medios y los campesinos retiraban sus cultivos y eran apoyados por los activistas.

Los vecinos y activistas marcharon hacia el Ayuntamiento de San Andrés Cholula exigiendo hablar con las autoridades, posteriormente marcharon hacia el Ayuntamiento de San Pedro Cholula y en la plaza cívica quemaron los letreros de expropiación, en ninguno de los dos ayuntamientos fueron recibidos.

Por la tarde documentamos la presencia de policías en los terrenos de la zona arqueológica perteneciente a San Pedro Cholula, pero se retiraron luego de algunas horas. Asistí posteriormente a documentar las acciones de protesta pacífica y me asombró la extraordinaria creatividad desbordada en ellas.

Las acciones de resistencia continuaron demostrando en ellas una asombrosa creatividad. Foros, grupos artísticos, pintas artísticas en las bardas, actividades culturales para niños, jóvenes y adultos, incluso los perros eran parte de las actividades de protesta pacifica. Se realizó un foro, se hicieron videos, se realizaron conciertos, música, pintura, baile y  fuimos testigos de la extraordinaria unión de dos poblaciones divorciadas hacia ya varios siglos.

La rivalidad de San Pedro y San Andrés Cholula se había mantenido por diversos motivos uno de ellos las diferencias en torno a la administración y cuidado del templo que se encuentra en la cima de la pirámide “Nuestra Señora de los Remedios”, la cual realizan los barrios de San Pedro. Pero para septiembre de 2014 dicha rivalidad se encontraba superada. Ambas poblaciones se organizaron para realizar una extraordinaria procesión en la que los barrios de San Pedro y San Andrés Cholula acompañados por las imágenes de sus barrios caminarían en torno a un recorrido que incluía San Pedro y San Andrés Cholula.


La gran procesión de San Pedro y San Andrés Cholula se llevó a cabo el 4 de octubre de 2014 para el deleite y admiración de todos. Al menos 5 mil personas caminaron en una procesión de rogación por la protección de la zona arqueológica y de la cosmovisión y cultura Choluteca.

El 6 de octubre de 2014 el grupo activista Cholula Viva y Digna liderada por el Lic. Adán Xicale encabezó la toma de la presidencia de San Andrés Cholula para detener el proyecto del parque temático. Aproximadamente 3 mil Cholutecas participaron de un desalojo pacifico documentado por los activistas.

Además de tomar la presidencia y luego de un consenso general, los activistas cerraron el Periférico Ecológico, una de las vialidades más importantes de Puebla, generando un impresionante caos vial que afectó por varias horas a la población. Cabe señalar que el Lic. Adán Xicale no estuvo presente durante el momento en que las vialidades se cerraban. Por fin y luego de varias horas de espera, el edil de San Andrés Cholula, Leoncio Paisano acudió al llamado de los activistas para negociar. Como consta en diversos videos de youtuve, las acciones de los activistas y la población fueron pacíficas, sin embargo, mientras el Edil Leoncio Paisano dialogaba con los activistas un grupo de sujetos alcoholizados comenzó a atosigar el lugar donde se realizaban las negociaciones y a amenazar al edil en cuanto saliera. Los activistas y simpatizantes con Cholula Viva y Digna se retiraron del lugar pacíficamente pero fue necesario que un grupo de policías acudiera para custodiar la salida del edil y evitar contratiempos o ataques de los sujetos alcoholizados.

El resto de la tarde los activistas de Cholula Viva y Digna esperaron la respuesta de Leoncio Paisano.
En la madrugada del 7 de octubre de 2014 un grupo de policías llegaron al zócalo de San Andrés donde se había conformado un improvisado campamento para los activistas y la población que se oponía al parque. Aproximadamente a las 3:00 a.m., los policías ingresaron , asustando a niños, mujeres y ancianos que se encontraban en el lugar durmiendo y deteniendo a 4 personas, Adán Xicale, su hijo Paul, y los hermanos Tlachi. 

Desde entonces las acciones de Ciudadanos Unidos por una Cholula Viva y Digna se centraron no solo en detener la creación del parque, también en lograr la liberación de los cuatro detenidos considerados por diversas ONGs y la gran parte de la sociedad como “presos políticos”. 

Personal  de la ONU y diputados estatales y federales visitaron a los cuatro detenidos Cholutecas. Para entonces, Juan Carlos Flores Solís (preso por oponerse a la construcción del gasoducto Morelos)  y otros presos políticos se solidarizaron con la causa Choluteca. Por otro lado, la detención de los cuatro Cholutecas coincidió con el movimiento nacional y mundial en torno a la desaparición de los 43 jóvenes de la Normal Rural Raúl Isidro Gómez de Ayotzinapa. Desde entonces, otras protestas en Puebla que en primer lugar se asumían como parte del movimiento de los 43 de Ayotzinapa también apoyaron a los Cholutecas. Además, otras luchas sociales se estaban realizando en Puebla.
Todas estas luchas se unificaron a pesar de la distancia. Así, los presos políticos y sus luchas fueron mencionados en las muchas marchas a favor del esclarecimiento de la desaparición de los 43. Incluso durante la Marcha del Orgullo y la Dignidad Gay (8 de noviembre de 2014), la Marcha de las Putas (23 de noviembre de 2014), y las acciones de la BUAP en apoyo al movimiento de los 43, los presos de Cholula fueron apoyadas. La presencia de los visitadores de la ONU, el apoyo de políticos locales, las acciones de académicos de la BUAP, políticos y activistas de prestigio internacional y nacional y  varios investigadores del INAH también apoyaron a los presos Cholutecas.

Finalmente se anunció la cancelación definitiva del proyecto del Parque de las Siete culturas.

Posteriormente se anunciaba que los presos Cholutecas habían ganado dos amparos por lo que su libertad era inminente.

Para el 21 de marzo del presente año, el llamado "Abrazo a la Pirámide" convocado por Cholula Viva y Digna generó un gran apoyo por parte de vecinos de Cholula y visitantes. Nuevamente la piramide fue rodeada por aproximadamente dos mil personas tomadas de las manos.

Luego de que se informara por la cuenta de Twitter de la Diputada Roxana Luna la sorpresa no se hizo esperar. El día de hoy a las 3 de la tarde los hermanos Tlachi fueron liberados luego de que un juez determinara que no existen elementos para mantenerles en prisión. Casi seis meses pasaron en prisión estos nombrados por el pueblo “defensores del territorio Cholulteca”, la pregunta queda en el aire ¿es este el triunfo de una comunidad para defender su cosmovisión en torno a la colonización de los intereses del mercado capitalista?

Artículos relacionados

Empresas relacionadas






el tiempo