Tradiciones y leyendas › Leyendas: Un Diablillo en la Iglesia

Cholula, la ciudad de las 365 iglesias, ahí donde Cortes llevó a cabo la Matanza. Cholula, donde se encuentra la pirámide mas grande del mundo, la ciudad cosmopolita, la de los calpullis o barrios, donde se lleva a cabo el culto a la Virgen de los Remedios, donde a diario hay fiesta en cualquiera de sus iglesias con cohetes, música y procesiones.

Aquella llena de leyendas que no caben en un libro y que habrían maravillado al Sultán de las Mil y una Noches; es precisamente de Cholula esta historia de fantasía y misterio que les vengo a relatar.
Cuentan los abuelos que la primera capilla en construirse en Cholula fue la del barrio de San Miguelito, que nos da la bienvenida a la orilla de la carretera en una lomita donde Maria Félix, La Doña y Pedro Armendáriz, posaron para las fotos del recuerdo al grabar la película de la Enamorada.

Narran que en aquella pequeña iglesia del barrio de San Miguelito, esa primorosa iglesita cubierta su fachada con ladrillo rojo de la región; ésta en su interior, como es lógico suponer, la imagen del príncipe San Miguel, el jefe de la corte celestial, el mismo que sometío al demonio y que aparece en las estampitas antiguas, todopoderoso, con la espada flamígera en su mano derecha y la balanza de la justicia en la otra, mientras que el malo se retuerce en las llamas del infierno y pide clemencia ante el embate de nuestro poderoso Arcángel.
Bueno, todos nuestros abuelos y algunos de nuestros padres, todavía conocieron la antigüa imagen de San Miguel, pues cuentan que tenía un diablillo amarrado con una cadena a una columna. Ante el poder de San Miguelito, muchísimos fieles se postraron para solicitar su protecciónante los peligros, para solicitar la salud, el trabajo, el dinero o el amor, pero cuenta la historia que mucha gente, que no se veía favorecida por el príncipe celestial, se desesperaba y ofrecía red a sus suplicas al diablillo al considerar que sus ruegos habían sido suplicas a los oídos sordos del poderoso Arcángel.

Así que la tentación les hacia voltear la mirada a Luzbel, que también estaba por rara coincidencia en el altar principal de la iglesita junto con su implacable patrón.

De repente, comenzaron a desfilar por el templo gente dedudosa moral y de mala, y vaya que mala reputación, que hasta el padrecito de la iglesia se preguntaba extrañado, si acaso el Arcángel con su poder divino, había hecho el milagro de atraerlos a su sagrada casa, pero un buen día el sacristán pudo escuchar a uno de esos fieles sospechosos que decía  lo siguiente:
- Mira Satanacito, tu que estas a un lado de San Miguelito, haz que se muera mi vecino, además ya esta reviejo y nada mas me esta cobrando el dinero que le debo, ándale, hazme ese favorcito y te ofrezco a cambio el alma de mi compadrito, por mi comadre no te preocupes, que yo la cuidare.

Este fue el primer ruego que pudo escuchar el sacristán y por curiosidad cuando veía llegar a unos de esos personajes, paraba la oreja y escuchaba que los ruegos no eran para San Miguelito, sino para el diablillo, y la fama de cumplidor se corrió rápidamente que hasta la gente de "bien" acudía para solicitar favores, no a San Miguelito, sino al diablillo, quien concedía venganzasdineroamores, y otras extraños caprichos.
Lo mas extraño que sucedía, es que a veces el mencionado diablillo aparecía desatado de la columna y cuando esto pasaba en la iglesia, en el pueblo ocurría algo malo, algún accidente, alguna tragedia, alguna asesinato o algo que el pueblo asociaba con las veces que el diablillo aparecía desatado de la columna, hasta que el padre o el sacristán revisaban y lo volvían a atar a la columna y cesaban los males.

Un buen día, el sacristán contó al padre lo que observo y lo que oyó, el sacerdote incrédulo, lo pudo constatar cuando alguna vez dentro del confesionario, escuchaba los ruegos de los infieles que en vez de rogar al Divino Arcángel, le rogaban al Ángel expulsado del paraíso, razón por la cual, el sacerdote decidió retirar del altar la imagen del diablillo, que no pocos extrañaron en Cholula.

Mucha gente se pregunta donde quedo la imagen de tan "Santo" Patrón, y el misterio hace suponer que se encuentrabien encerrado, donde nadie mas le pueda rendir culto, o algunos los más "Santos" y muchas beatas dicen que lo han de haber quemado para que no vuelva a ocurrir nada malo en la Cholula colonial, pero el paradero de tan misteriosa figura, nadie la sabe, solo, pediríamos que si lo tienen guardado y atado, lo mantengan muy bien guardado y muy bien atado para que no le baje la clientela al dueño del negocio, a San Miguel en el alegre barrio de San Miguelito en la mítica Cholula de Rivadavia.

Una ultima aclaración, en San Pedro Cholula, existen dos iglesias con el nombre de San Miguel, San Miguel en el barrio de Tianguisnahuatl y San Miguelito en el barrio del mismo nombre, el barrio de San Miguelito.

* Prof. Donato Cordero Vázquez - Colaboración de leyendas

Artículos relacionados

Leyendas: El Cerro de Zapotecas
Leyendas: El Cerro de Zapotecas

Muchas historias hay sobre el célebre cerro de Zapotecas, esta es una más que se cuenta en la región: Existe un cerro cerca de Cholula, rumbo a Zacatepec, al que la gente llama El Cerro Zapotecas, todos los pueblos de la comarca cuentan que ah ...

+ info
Leyendas: La del Tlachihualteptl
Leyendas: La del Tlachihualteptl

Todo era orden y armonía en la meseta del Anahuac, en una época que se pierde en la historia, donde sólo una grandeza de Xelhua se ha logrado conservar en la memoria de los abuelos. Xelhua, Ulmecatl, Mixtecatl, Chichimecatl y Tecpanecatl  ...

+ info

Empresas relacionadas

Tripeando Tours

Conoce Cholula y Puebla de la manera mas divertida, rescatando el valor de nuestra cultura y tradición. Está de leyenda TODOS LOS SÁBADOS A LAS 7:00 PM Y CUALQUIER OTRO DÍA CON RESERVACIÓN (ZOCALO DE SAN PEDRO CHOLULA EN EL ASTA BANDERA FREN ...

+ info





el tiempo